Se cumplen 40 años de la visita de The Police a la Argentina

Tres shows que no captaron la atención del gran público y la prensa pero cautivaron a fans y músicos locales, un tenso altercado con la policía en el contexto de feroz dictadura que vivía el país y una cabalgata vestidos de gauchos por el marplatense Parque Camet fueron algunos de los ingredientes principales que marcaron la fugaz visita de tres días, en diciembre de 1980, del trío británico The Police, en su momento de mayor pico de fama internacional.

El periplo del grupo integrado por Sting, Andy Summers y Stewart Copeland incluyó un concierto el 14 de diciembre en la inauguración de la discoteca New York City, en el barrio porteño de Villa Ortúzar; un show en Obras, al día siguiente; y el 16, una presentación en el testro Radio City, de Mar del Plata.

Al momento de la llegada al país, la banda contaba con tres discos editados –“Outlandos d´Amour”, “Reggata Du Blanc” y “Zenyatta Mondatta”; con clásicos como “Roxanne”, “Message in a Bottle”, “Walking on the Moon” y “De Do Do Do, De Da Da Da”, entre tantos; sin embargo, en el plano local era una formación ignorada o subestimada por el establishment rockero, que hasta allí solía renegar del punk y sus derivados, como el caso de la new wave.

“The Police estaba haciendo giras por lugares que nunca había tocado, países exóticos como India, porque quería hacer un video que se llamaba `Police Around The World´. Entonces quería venir a filmar a Sudamérica. Se armó una agenda en donde la prioridad era la filmación en el Parque Camet”, recordó a Télam el empresario Daniel Grinbank, responsable de esa visita, en sociedad para la ocasión con Dardo Ferrari y Ricardo Fabre, dueño de New York City.

Aunque el cronograma inicial preveía la apertura de la gira para el día 13 en Obras, lo que dejaba al 15 como fecha libre; una necesidad de abaratar costos de estadía en el país, la inamovilidad de la fecha planeada para la inauguración de la disco porteña y el objetivo central de filmar en Mar del Plata, que provocó que la banda viniera acompañada por un equipo de la BBC, obligó a un pequeño reajuste del calendario.

En ese contexto, The Police tuvo su debut en un colmado New York City, al que se acercaron algunos jóvenes aspirantes a músicos que, poco después, tomarían a Police como influencia para cambiarle la cara al rock argentino, como el caso de Gustavo Cerati y Zeta Bosio, por citar algunos.

Pero el estilo y la pericia musical del grupo británico no solo confirmó lo que muchos jóvenes atentos a sonidos ligados a la modernidad sabían, sino que también llamó la atención de los artistas locales afianzados, cuyas fuentes de inspiración provenían de los años `60 y del rock progresivo.

«A mí me contrató Grinbank para que haga el sonido de escenario de la gira, porque veníamos trabajando juntos con Serú Girán. Yo no los conocía, pero cuando los escuché me pareció muy novedoso lo que hacían. Eran muy profesionales y muy grosos. Yo soy de los que si no hay un violero que pele mucho, no me gusta la banda; pero me sorprendió el estilo de Andy Summers que no hacía solos, pero tenía un dominio increíble de los acordes y las armonías», reveló a Télam el músico Héctor Starc.

Télam