Cinco discos en vivo para disfrutar de Miles Davis

La discografía en estudio de Miles Davis, que permite tantas revisiones como personas dispuestas a hacerlas existan, es siempre el muestreo obligado a la hora de introducirse a su obra. El trompetista, una de las mentes más creativas del siglo XX, cambió el rumbo del jazz en no menos de tres oportunidades y acuñó álbumes tan indiscutidos como fundacionales. Kind of Blue (1959) y Bitches Brew (1970) son los mojones más resonantes en una carrera de más de cinco décadas.

Pero para entender su vida y obra hay otro recorrido posible: el de sus discos en vivo. Arriba del escenario, Miles Davis puso su sonido y su personalidad a la vista de todos. Nunca tocaba repertorio pasado, solía pararse de espaldas al público y rara vez hablaba al micrófono. «Jamás pienso en la audiencia», declaró en 1968. «Solo pienso en la banda. Y si la banda suena bien, la audiencia va a estar complacida. No tengo que llevar al público de la mano. Son más conocedores de lo que los músicos creen».

A modo de ejemplo, este listado, que de ninguna manera es un ranking, sino un muestreo cronológico por las tantas etapas del músico nacido en East St. Louis en 1926, van estos cinco discos en vivo. Porque Miles Davis también puede ser abordado desde allí, desde el contacto con el vivo como constatación plena de eso que es intrínseco al jazz: la creación en tiempo real de algo que está allí, en ese instante, para no volver nunca más.

Miles Davis at Newport 1955-1975: The Bootleg Series Vol. 4

La de Miles Davis con el Newport Jazz Festival es de esas historias de amor que duraron años, pero también de las que se pueden reducir a un instante. La versión de «Round Midnight» (composición de Thelonious Monk, quien además lo acompañaba en piano en ese concierto) el 17 de julio de 1955 marcó el gran punto de quiebre en la carrera de Miles Davis. El sonido sin afectaciones de su trompeta, su capacidad melódica y la economía de notas están ahí expuestas de la forma más cruda ante un público acostumbrado a las velocidades del bebop. La primera gran muestra de lo que se convertiría en su marca de estilo a lo largo de una carrera signada por los cambios sonoros pero nunca por el de su identidad.https://www.youtube.com/embed/iWC5wBXyozM

Miles Davis & John Coltrane The Final Tour: The Bootleg Series Vol. 6

Apenas un año después de grabar Kind of Blue, la gira presentación llevó al quinteto (sin Cannonball Adderley y con Winton Kelly al piano) por Europa. Francia, Dinamarca y Suecia fueron las paradas entre el 21 y el 24 de marzo de 1960 y de esos shows está compuesto el disco triple + DVD. Como su título lo indica, es el último tour que tuvo a Miles Davis y John Coltrane tocando juntos. El hecho de tener a los que tal vez sean los dos más grandes exponentes del jazz post bebop en un mismo escenario ya tiene un valor histórico en sí mismo, claro, pero hay algo más: la guerra de estilos. La melancolía cool de Miles Davis por un lado, el misticismo callejero de Coltrane por el otro. Dos artistas con lecturas bien distantes conviven y se enriquecen a partir de esas diferencias. Únicos.https://www.youtube.com/embed/8E7FkZO6zoo

Miles Davis Quintet Live In Europe 1967 – The Bootleg Series Vol. 1

Las Bootles Series tienen en su primer volumen su entrega más reveladora. El segundo gran quinteto de Miles Davis fue sin duda una de las formaciones más perfectas de la historia del jazz (Herbie Hancock en piano, Wayne Shorter en saxo, Ron Carter en contrabajo y Tony Williams en batería). En sus cuatro años de vida sentaron un sonido pocas veces escuchado en el jazz acústico, tan cerca (y tan lejos al mismo tiempo) del free jazz como de pulso rockero. Por momentos, el quinteto se muestra capaz de reducirse a su mínima expresión y en otras a probar los límites de la experimentación armónica. Este disco triple + DVD funciona también como documento del último gran golpe de Miles Davis antes de volverse cien por ciento eléctrico.https://www.youtube.com/embed/l_T14jAkj2w

Live Evil (1971)

Miles Davis en pleno viaje lisérgico. Si bien una buena parte de la etapa eléctrica circa Bitches Brew puede escucharse en el último tramo de los vivos en Newport (primer apartado de esta lista), Live-Evil es un buen complemento para entender la experimentación sonora y su acercamiento a las composiciones de Hermeto Pascoal en aquella época. Tal vez el período de Miles más difícil de escuchar, pero también el que demuestra qué tan lejos podía llegar en su búsqueda de modernidad y actualización constante. Entre Jimi Hendrix y el funk de Sly & The Family Stone, pero sin dejar de ser jazzero, libre y melódico. La jungla digital de Miles Davis.

La Nación