Editors y su cuenta pendiente: Sudamérica

editors

«Es lo único que no hemos hecho y que todos queremos hacer. Somos conscientes del interés por nuestra música en América del Sur y odiamos que la gente espere tanto tiempo, por lo que nunca se sabe, pero nos gustaría un viaje a su parte del mundo», dijo a Télam el baterista Ed Lay.

«Black Gold» presenta piezas bailables como «Frankenstein», «Papillon» y «Munich», que se mezclan con las versiones acústicas que acompañan a la versión deluxe del álbum, un contraste que a la banda le sienta bien desde sus comienzos.

«Siempre nos ha gustado mezclar esos estilos, es lo que nos ha interesado a lo largo de nuestra carrera y nos esforzamos por lograr el equilibrio perfecto entre acústica y electrónica en todo lo que hacemos. Es nuestro desafío constante», sostuvo Lay.

T: ¿Cómo seleccionaron el repertorio de «Black Gold»?
EL: Queríamos mantenerlo conciso, no hacerlo como una historia completa de la banda, sino más bien un breve resumen de nuestras canciones más importantes. Se puede ver como una lista de canciones para uno de nuestros shows en vivo.

T: ¿Por qué dicen que se sienten como «outsiders» en la industria?
EL: Nunca hemos sido los favoritos de la prensa, o nunca nos hemos sentido realmente parte de cierto movimiento artístico. No tenemos miedo de estar fuera de moda o fuera de sincronía, ya que las bandas que nos han gustado han hecho su propio camino también. Siempre quisimos tener una carrera y crecer como banda, por lo que nos sentimos muy privilegiados de haberlo hecho.

T: En estos 15 años, ¿hubo alguna decisión que hayan tomado que, luego, se dieron cuenta de que le había cambiado el rumbo de la banda?
EL: Casi no logramos pasar del tercer álbum. Nos quedamos atrapados creativamente y descubrimos que nuestras relaciones también se estaban rompiendo y que teníamos que tomar medidas drásticas para continuar. Eso significó la pérdida de un amigo (Chris Urbanowicz, guitarrista y tecladista) y un reequilibrio de cómo trabajamos entre nosotros junto con una dosis masiva de honestidad. Valió la pena.

T: ¿Se arrepienten de algo?
EL: Solo de la pérdida de Chris como amigo cuando dejó la banda. Aparte de eso, todo lo demás es sólo una decisión. Hemos cometido muchos errores en el camino, pero hemos tenido algunos de los mejores momentos en la grabación y en nuestros shows en vivo que podríamos haber imaginado, por lo que en su mayoría todo se recuerda con cariño.

T: ¿Creés que el Brexit puede complicar las giras por Europa?
EL: El Brexit complica todo. Estoy menos preocupado por cómo me afectará, que por cuánto afectará a las generaciones futuras, cómo limitará las perspectivas y el disfrute de mis hijos. Es como si nos separáramos de nuestros amigos y amenazáramos la paz en la que vivimos, solo para que algunas personas puedan ganar mucho dinero y/o sentirse superiores a otros ciudadanos de nuestro mundo. Es una vergüenza.