Nick Cave considera irrelevantes las opiniones políticas de Morrisey

¿Es posible separar al artista de su obra? Es una de esas preguntas que nunca podrían tener una respuesta, al menos ninguna que pueda satisfacer las necesidades de quien la pregunta. Es posible pensar en la obra de forma independiente, sin el artista pero nunca sin el contexto histórico; sin embargo, el artista se define con lo que ha hecho, y pensar en dos entidades, es mucho más complicado.

Con fines de preservación artística, por decirlo de alguna manera, conviene hacerlo desde las dos partes. Es decir, pensar en la obra como un todo y en esta como el fin de cualquier otra cosa que supera al individuo y se define como universal. Entonces, surge la pregunta: ¿Hemos de separar a Morrissey de su trabajo? Y cuando hablamos de Moz, nos referimos a sus ideas políticas que han incomodado a un sector importante de la sociedad, pero sobre todo de sus seguidores.

Morrissey siempre ha sido una figura pública controvertida. Desde su paso por The Smiths, pero a través de su música, Moz y la banda proyectaban ideas sociales y políticas, enfocándose más a la primera. Su música definió a los individuos que se sentían apartados de su comunidad, de sus obligaciones sociales, de sí mismo. Pero también se habló del rechazo del cantautor a comer carne, convirtiéndose en uno de los veganos más populares e intolerantes en la industria.

Sin embargo, en los últimos años el músico se ha dirigido su activismo hacia un ala más político, en específico, hacia la derecha más conservadora del Reino Unido. El cantante, en varias ocasiones, ha apoyado algunas políticas de migración que son consideradas racistas. Hace poco, Morrissey anunció su apoyo hacia For Britain Movement, un partido de extrema derecha que apoya, por ejemplo, la salida inmediata de Reino Unido de la Unión Europea.

Pero, ¿cuál es la noticia? Un fanático escribió una carta a Nick Cave, líder de The Bad Seeds, formulando la pregunta que abre este texto: ¿Es posible separar al artista de su obra? Para el poeta es necesario.

“Sé que es muy difícil cuando un artista al que admiras, revela algo de sí mismo con lo que no te sientes conectado, una nube en su trabajo (y esto no es algo que sólo le ocurra a Morrissey). Sucede todo el tiempo… Creo que, podría ser de ayuda si ves la apropiación de una canción de distinta manera. Personalmente, cuando escribo una canción y la liberó al público, deja de ser mía. Ha sido entregada a mi audiencia y ellos se apropian de la canción y se convierten en su protector. La integridad de la canción ahora reside no en el artista, sino en quien la escucha”.

A través de su blog The Red Hand Files, Nick Cave desarrolló este tema utilizando a Morrissey como ejemplo: “Sus puntos de vista y comportamiento son temas aparte –la opinión política de Morrissey es irrelevante. Cualquiera ideología en la que crea, no podemos dejar pasar el hecho de que ha escrito un enorme y extraordinario catálogo de música, el cual ha mejorado la vida de sus seguidores más allá del reconocimiento. Esto no es cosa de nada. Ha creado obras originales y distintivas de suma belleza que perdurarán fuera de sus alianzas políticas ofensivas”. Cave cerró sus respuestas con la sugerencia de dejar que Morrissey tenga sus puntos de vista.